JESUS  Y  KARDEC:  Dos guias de una misma doctrina
Rosell  Alfaro  Martínez, Cuba
[1]

Publicado en:
Mensajero Espírita (GEAE): http://www.geae.inf.br/el/boletins/me002.html
Sociedad Espiritista Cubana: http://www.sociedadespiritistacubana.com
Sociedad Espiritista Cristiana: http://www.sociedadespiritistacristiana.org

    Es de notar como algunos espiritistas se entregan por completo al sostenimiento de enconadas discusiones sobre la cuestión de si el Espiristismo es o no cristiano, donde muchos llegan hasta pensar que se ofende con ello a la memoria del Codificador.

    Cuanta futileza, cuan livianos son eses seres quen sólo se complacen en discrepar sobre asuntos que nada provechoso aportan a la causa de la Doctrina Espírita, atendiendo más a un nombres que a su verdadero sentido, ocupándose de cosas que son tan insignificantes comparadas con la hermosa e importante misión que nos señala el Espiritismo; sólo ello es característico de personas de escasa instrucción moral y cultural, porque un nombre, un apellido es nada comparado com el inmenso cúmulo de enseñanzas que encierra la Tercera Revelación y por la cual tenemos tantas cosas interesantes y de mucho más valor por las que ocuparnos.

    El espiritista estudioso, sincero y humilde se da cuenta de antemano que la parte moral del Espiritismo no es otra que la de Jesús, pues no existe una que pueda igualarle.

    Por la razón de que muchos espiritistas faltos de conocimientos de la propia Codificación pretenden hacer ignorar la figura del Mesías como el modelo a seguir es que nos hemos propuesto com este trabajo, el dejar bien aclarado cuál es el verdadero criterio que al respecto el Codificador de la Doctrina Espiritista Allan Kardec ha expuesto en toda su obra, sobre sí es o no cristiana la Tercera Revelación, y, comenzamos primeramente el análisis de dichas obras con la cuestión nº. 625 de "El Libro de los Espíritus", en la cual Kardec preguntó a los Espíritus Superiores cuál es el tipo más perfecto que Diós há ofrecido al hombre, obteniendo la respuesta sintética:

    ¡CONTEMPLAD   A   JESÚS!

    ...Es para el hombre el tipo de perfección moral a que puede aspirar la Humanidad en la Tierra; Dios nos lo ofrece como el modelo más perfecto y la Doctrina que enseña es la más pura expresión de Su Ley...

    A pesar de la exactitud y de la claridad de la Codificación, de Kardec como su codificador, qué encontramos en estos momentos sino a personas que luchan y se sienten a gusto al proclamarse contra el calificativo de ESPIRITISMO CRISTIANO, aún cuando es el propio Kardec que con la colaboración de los Espíritus Superiores deja bien precisado a Jesús y Sus enseñanzas como el modelo del que debe guiarse el hombre.

    Haciendo un minucioso y bien conducido estudio de la Codificación Espírita, nos percatamos de los expuesto por Kardec en su obra "El Evangelio Según el Espiritismo", capítulo XXIV, punto 16, cuando dice:

    ...Lo mismo sucederá con los adeptos del Espiritismo, puesto que su Doctrina no es otra que el desarrollo y aplicación de la del Evangelio; a ellos se dirigen también las palabras de Cristo...

    Todas las restricciones de interpretación hace mucho daño a la unidad de la Doctrina al negarle su verdadera e indiscutible consistencia moral que no es otra que la de Cristo, por lo que Kardec en el Evangelio Según el Espiritismo, capítulo I, punto 7, nos refiere lo siguiente:

    ...Así como Cristo dijo: No he venido a destruir la Ley sino a cumplirla, el Espiritismo dice también: No he venido a destruir la ley cristiana, sino a cumprirla.

    No enseña nada contrario a lo que enseñó Cristo, pero desarrolla, completa y explica en términos claros para todo el mundo, lo que se dijo bajo la forma alegórica, viene a cumplir los tiempos predichos, lo que Cristo anunció, y a preparar el cumplimiento de las cosas futuras.   Es pues la obra de Cristo, que El mismo preside, así como la regeneración que se opera y prepara el Reino de Dios en la Tierra como igualmente lo anunció. (Génesis, capítulo I, punto 41).

    Si bien es certo que el Espiritismo como la Tercera Revelación no está personificado en ningún individuo porque es producto de la enseñanza dada, no por un hombre, sino por los Espíritus (El Evangelio Según el Espiritismo, capítulo I, punto 6), es también incuestionable que Kardec fue el Codificador aunque no su autor, por lo que cabría entonces el afirmar:

    ... Yo no soy espiritista Kardeciano, soy espiritista simplesmente ..., cuando no existe ningún inconveniente en llamarse Espiritista Cristiano, pues fue el proprio Kardec quien afirmó el siguiente: (El Libro de los Médiums, I parte, Capítulo III, Del método-ítem 28 y 30.)

    ...Los  que no se contentan con admirar la moral Espiritista, sino que le aceptan todas las consecuencias...  La caridad es en toda regla de proceder a la que obedecen; son los verdaderos espiritistas, o mejor dicho, los espiritistas cristianos...

    El propio Kardec reconoce y admite la esencia de la cual está revestida la Doctrina de los Espíritus:  la esencia Cristiana, por sus inigualables enseñanzas morales.

    Además, en "El Evangelio Según el Espiritismo", capítulo VI, punto 4, Kardec afirma lo siguiente:

    ...Jesús promete otro Consolador:  Espíritu de Verdad, que el mundo no conoce aún, porque no tiene la suficiente madurez para comprenderle y que el Padre enviará para enseñar todas las cosas y recordar lo que Cristo dijo...

    ...El Espiritismo viene en el tiempo señalado a cumplir lo que Cristo prometió: El Espíritu de Verdad...

    ...De este modo, el Espiritismo realiza lo que Jesús dijo del Consolador Prometido:  conocimiento de las cosas, que hace que el hombre sepa de dónde viene y a dónde va y porqué está en la Tierra...

    Entonces, ¿enseña la Doctrina algo diferente a lo enseñado por Jesus?   No, se fortalece y nutre de las sabias enseñanzas del Mesías.

    Hay muchas personas que dicen ser Espiritistas y se atribuyen la facultad de imponer sus puntos de vistas particulares, arguyendo de que entonces el Espiritismo en Oriente de tradición hindúbudista, será budista, en el Islan será musulmán, y que teniendo "El Evangelio Según el Espiritismo", tendremos así "El Corán Según el Espiritismo", eso pudiera ser así, pero lo que quizás no se han puesto a meditar tales personas es que el Espiritismo codificado por Allan Kardec no recoge como bien dice en "El Libro de los Espíritus", conclusión VIII:  "una moral diferente de la de Jesús"; entonces negar ello equivaldría a negar el Codificador, quien en su obra "El Génesis Según el Espiritismo", capítulo I, íten 42, nos dice:

    Se reconoce que el Espiritismo realiza todas las promesas de Cristo con respecto al Consolador Prometido...

    No hace Kardec en toda su obra alusión alguna sobre el budismo o el islamismo, sino sobre el Cristianismo.

    ¿Dónde pues, radica la confusión? Niega a una y estarás negando al otro diría yo en particular.

   Tratan de confundir las bases sobre las que se apoya el Espiritismo, aún cuando el propio Codificador, que no es más que un digno fiel defensor de la Doctrina de Jesus afirmó en un discurso en Lyon el 19 Sept. 1861 en la Revista Espírita bajo su dirección, (Anuario Espírita/95, página 28, punto 2):

      ...El Espiritismo al contrario, no tiene nada que destruir, porque se asienta sobre las mismas bases del Cristianismo; sobre el Evangelio; del cual no es sino su aplicación.

    Pero además nos dice:

    ...Por el Espiritismo, Dios viene a hacer un último llamado a la práctica de la Ley enseñada por Cristo:  la Ley de Amor y de Caridad. (El Espiritismo en su más Simple Expresión, Mensaje Fraternal, página 38, punto 32 final.)

    En "El Evangelio Según el Espiritismo", capítulo IX, punto 8, está muy bien explicado por Lázaro que la Doctrina de Jesús enseña por todas partes la obediencia y la resignación, dos virtudes compañeras de la dulzura.   La obediencia es el consentimiento de la razón, la resignación el consentimiento del corazón; las dos son fuerzas activas.

    Quien negase la obra de Jesús como complemento y base de la Doctrina Espírita estaría de por sí negando a Kardec, y ello nos daría un Espiritismo sin Codificación; pues según lo planteado en "El Génesis", capítulo I, punto 30:

    ...Se afirma que: El Espiritismo partiendo de las propias palabras de Cristo, como este partió de las de Moisés, es una consecuencia directa de Su Doctrina...

    Están errados aquellos que no poseen la debida preparación moral e intelectual para pensar, hablar y actuar en nombre de una Doctrina que no asimilaron en su verdadera esencia, porque como dijo el Espíritu de Verdad en "El Evangelio Según el Espiritismo", capítulo VI, punto 5 final, en Paris en 1850:

    ...Espíritas:  Amaos, he aquí el primer mandamiento; instruíos, he aquí el segundo.

    ...Todas las virtudes se encuentran en el Cristianismo:  los errores que se han arraigado en él son de origen humano; Jesús es el vencedor del mal...

    Cuanta belleza, cuanto derroche de dedicación y de respeto deposita Kardec en la obra de Jesús, no sólo Kardec sino los Espíritus Superiores que inspiraron al Codificador.

    ¿Porqué algunos se promueven queriendo afectar las bases sobre las que se sustenta la Doctrina Espírita con actitudes tan livianas, incoherentes y faltos de veracidad y de conocimientos?

    Por ello Kardec en su obra "El Espiritismo En Su Más Simple Expresión", páginas 39 e 40, punto 34, Mensaje Fraternal, expresó:

    ...En tanto la generación proscrita está por desaparecer rápidamente y una nueva generación surge cuyas creencias estarán fundadas sobre el Espiritismo Cristiano.

    ¿Y porqué el Codificador dijo eso?:

    Como moral, el Espiritismo es en su esencia Cristiano porque la que enseña no es sino el desarrollo y la aplicación de la moral de Cristo, la más pura de todas y cuya superioridad nadie discute, lo que constituye prueba evidente de que es la expresión de la Ley de Dios; y esta moral es para uso de todo el mundo. ("El Génesis", capitulo I, punto 56 completo, y "El Espiritismo En Su Más Simple Expresión", página 23. Como Moral).

    El Espiritismo sin la obra de Jesús no puede tener sentido, porque toda la cuestión moral de este brota de las enseñanzas llenas de sabiduría y amor del Divino Maestro.

    En el libro "Obras Póstumas", 2ª. Parte, libro de las previsiones, una comunicación obtenida en Ségur el 09.08.1863, a propósito de la elaboración de el "El Evangelio Según el Espiritismo", se anota lo siguiente:

    ...Se aproxima la hora en la que te será necesario presentar el Espiritismo tal cual es, mostrando a todos donde se encuentra la verdadera Doctrina enseñada por Cristo.   Se aproxima la hora en que, en la faz del Cielo y en la Tierra, tendrás que proclamar que el Espiritismo es la única institución verdaderamente divina y humana...

    Podemos entonces atribuirnos el derecho de criticar o de atacar a quien dice llamarse Espiritista Cristiano cuando el propio Codificador no reconoce en toda su obra otro guía, otro modelo, otra enseñanza que no sea la de Cristo?

    El Espiritismo está estrechamente ligado al Evangelio de Jesús, y si no fuese Cristiana la Doctrina, entonces carecería de sentido, pues el Codificador há dejado de manera precisa el asunto concluyendo en "El Libro de los Médiums" capítulo XXIX, último párrafo de que:

    ...El estandarte que enarbolamos muy alto, es el del Espiritismo Cristiano y humanitario...

 

Observación - GEAE

[1]   Este texto fue enviado por Rogério Coelho (Brasil) que mantiene contacto con los espíritas cubanos. El también nos informa que "nuestro hermano Rosell Alfaro Martínez pide, a quien pueda, que no deje de enviar material de divulgación del espiritismo: libros y revistas pues hay mucha carencia de ellos en su pais."

    Dirección del Autor:

    Grupo Espírita Hermanos del Bien
    Rosell Alfaro Martínez
    Calle Máximo Gómez, 54 - Aptº. 2  (Altos)
    Saco y León, Bayamo, Granma
    Cuba  - CP: 85100

Para más información por favor visite nuestra página sobre el Espiritismo Cubano

Home | Espiritismo Cristiano | El Espiritismo Cubano | Sagua Sociedad Espiritista | Fernando Ortiz | Sincretismo Cultural | Apuntes Históricos